La Clase S y su más reciente modelo: el 223

¿Qué hace a un vehículo el epítome del automóvil en este tiempo? La clase S de Mercedes-Benz y sus predecesores han estado contestando esta pregunta desde los primeros años de la historia de la marca. La tradición de modelos de lujo de Mercedes-Benz ha continuado en forma ininterumpida desde 1951, pero los salones ejecutivos y de clase de lujo ya se habían establecido firmemente en el rango del modelo bastante antes de la Segunda Guerra Mundial. La última generación en esta tradición única es el nuevo modelo 223 de la clase S que se lanzó en el mercado en la segunda mitad de 2020.

Con cada generación de sus buques insignia, Mercedes-Benz da respuestas convincentes a los deseos y necesidades de los tiempos. Cada modelo de la clase S ha ido dejando una marca en la historia del desarrollo del automóvil de su tiempo con fortalezas individuales. Al mismo tiempo es un reflejo de su era.

Gracias a la tecnología innovadora, el extraordinario confort y los sistemas de seguridad pioneros, cada generación de modelo de la marca marca el ejemplo para el desarrollo del automóvil en toda la industria. Muchos rasgos técnicos que ofrece Mercedes-Benz en la clase S por primera vez en una producción de modelo regular son adoptados por otros fabricantes de vehículos. Este rol de líder es constante tanto en el presente como en el pasado. Seguramente no haya otro modelo con el cual la marca se identifique tanto como con el clase S. 

Estamos hablando del best seller de los autos de lujo: es la esencia automotriz de un estilo de vida marcado por las más altas expectativas en términos de movilidad e individualidad, y tiene que ver con una filosofía de logro y buen gusto. Desde 1951, cuando se retoma la producción de salones de lujo, después de la Guerra, Mercedes-Benz vendió apenas un poco menos de 4 millones de autos de lujo en todo el mundo. Esto ubica a la clase S y sus predecesores en el lugar de los modelos de serie más exitosos en su segmento. El modelo 223 retoma esta historia de éxito desde setiembre de 2020.

La tradición única de los Mercedes-Benz clase S no empezó con el modelo 220 (W187) en 1951, sino que tiene raíces que van más hacia atrás en el tiempo, directo a los orígenes de la marca al comienzo del siglo XX. Un ejemplo del antecesor es el Mercedes-Simplex 60 HP presentado en 1903. El modelo más top de la marca en ese momento del tiempo se exhibe en la colección de clásicos en el museo propio. Se trata del elegante y lujoso auto de paseo que perteneció a Emil Jellinek.

En los años siguientes los rangos de producto de las marcas Mercedes y Benz siempre incluían diversos modelos de clase ejecutiva y de lujo. Incluso siendo los autos de turismo abierto los más frecuentes en ese tiempo, los modelos más poderosos en particular también estaban disponibles como salones de lujo para el máximo confort en viaje.

Esta foto empieza a cambiar a mediados de los años veinte. A la luz de la creciente motorización y la densidad de tránsito, con la cual el desarrollo de la red de calles no estaba dando abasto, cobra importancia otro tipo de cualidad como ser un manejo seguro, un interior confortable y la mayor protección posible del viento, la lluvia y el polvo. Los salones y los Pullman fueron transformándose gradualmente desde los autos de turismo abierto. Modelos importantes en la clase ejecutiva y de lujo en esta era incluyeron a los super cambiados Mercedes de seis cilindros 15/70/100 HP y el 24/100/140 HP, que fueron lanzados al final de 1924.

En 1926 Daimler-Benz AG emergió como resultado de la fusión de las dos compañías que previamente habían estado separadas, fundadas por Karl Benz y Gottlieb Daimler, y en 1928 el rango de modelo vio la incorporación del Nürburg 460 (W 08) como el primer auto de producción de Mercedes-Benz con un motor de ocho cilindros. Con continuas mejoras desde entonces se mantuvo en el rango del modelo hasta 1939, últimamente conocido como el Modelo 500. Desde 1926 el segmento de nivel de entrada en la clase ejecutiva de Mercedes-Benz fue el 12/55 HP de seis cilindros, que evolucionó hacia el lanzamiento del Mercedes-Benz Mannheim 370 (W 10) en 1931. En 1933 fue seguido por el Mercedes-Benz 290 (W 18) como un diseño fundamentalmente nuevo que fue remplazado por el modelo 320 (W 142) en 1937.

 

Artículos Relacionados