Fabric Sushi

 

El pasado verano, en Manantiales, abrió Fabric Sushi, oriundo de Argentina y parte de una cadena creada en 2008 por dos hermanos amantes de esta especialidad. Lo que comenzó siendo un pequeño restaurante con delivery y take away ubicado en Palermo Hollywood, se convirtió en un grupo de sucursales y franquicias en Argentina (han llegado a los 25 locales) y ahora también en Uruguay. Además, pasaron de ofrecer solo sushi en la carta a tener diferentes platos, muchos de ellos producto de la fusión de la cocina japonesa y peruana, comúnmente conocida como cocina Nikkei.

En marzo abrió el primer Fabric Sushi de Montevideo. El local de 80 metros cuadrados, ubicado en 21 de Setiembre y Francisco Vidal, requirió una inversión de 100 mil dólares. El arquitecto Gustavo Bardavid fue el encargado del diseño interior. Tomó la estética de los restaurantes de Buenos Aires y armó una propuesta que se adapta bien al medio local. De líneas geométricas, con una iluminación muy cálida, con abundante madera y una paleta en la gama de los marrones.

Dos aspectos cruciales que definen a Fabric Sushi son la búsqueda de la calidad y la del mejor servicio. Por eso fue tan importante la capacitación de los sushimen en el local de Manantiales. El uso de ingredientes frescos, especialmente el pescado, y que el arroz quede cocinado en su punto justo, así como un manejo artesanal impecable son algunos de los desafíos a los que se enfrentan estos cocineros.

Lo que destaca en esta propuesta gourmet es la variedad y originalidad de toda la carta. Para empezar, las entradas ofrecen la experiencia de sabores a los que no estamos muy acostumbrados en Montevideo. La trilogía de causa (típico plato peruano a base de

puré de papas y pulpo o langostinos), los mariscos flambeados al fuego con mantequilla japonesa, o las cucharitas Nikkei (langostinos flambeados con salsa de puerro y crema churry) sorprenden por el sabor y por su atractiva presentación. Se puede probar también la trilogía de ceviche, o los anticuchos o conchitas a la parmesana en sus vieiras. Pero estas son solo algunas de las posibilidades de entradas.

La carta presenta variados platos principales que incluyen pescado fresco y carne. Destaca el Buns de entraña (entraña muy bien hecha en un sándwich con tomate, salsa y repollo).

La carta de sushi llama muchísimo la atención por la amplia gama de combinaciones y el uso de ingredientes poco comunes como la salsa huancaína (a base de queso y ají amarillo peruano). Hay rolls vegetarianos, rolls que se sirven calientes. Hay un cuidado especial con el dibujo interno del roll y se aprecia la generosidad en los gramos de pescado que están estrictamente establecidos por peso.

Acompaña los platos la opción de los jugos détox entre los que destacan la limonada y el Red mix a base de frutillas, mora y naranjas. Siguiendo la línea del menú, la carta de vinos es muy extensa con excelentes marcas uruguayas y argentinas. Para tener una idea de calidad, los champagnes que se ofrecen son: Veuve Clicquot, Dom Perignon y Veuve Clicquot Rosé.

Fabric Sushi está abierto todos los días, mediodía y noche.

 

Artículos Relacionados