Nuevo GLC Coupé

 

Cuando se presentó en Shanghái, en 2015, el GLC Coupé causó sensación por su diseño dinámico y expresivo, que amalgama los rasgos característicos de un coupé con los patrones de diseño de los modelos SUV actuales. Solo un año después, esta promesa se ha convertido en realidad. Sin apenas modificar el showcar de referencia, el nuevo GLC Coupé traslada a la serie su mismo lenguaje de formas, con un contundente cuerpo básico y un habitáculo estilizado.

“El GLC Coupé ostenta el emblemático estilo de los coupés de Mercedes-Benz y simboliza la dualidad de la marca. Puede decirse que es ‘hot y cool’ al mismo tiempo”, afirma Gorden Wagener, responsable de Diseño en Daimler AG. “Sus líneas claras y sensuales plasman a la perfección nuestra filosofía de diseño, transmitiendo un concepto muy actual del lujo”. Con la mezcla de SUV multifunción y sugerente coupése consigue un logrado equilibrio entre el plano emocional y el racional. El GLC Coupé resulta dinámico y compacto gracias a una longitud exterior de 4,73 metros, una altura de 1,60 metros y una batalla de 2,87 metros. Es decir, el coupé es casi ocho centímetros más largo y unos cuatro centímetros más bajo que el polifacético GLC, con el que comparte la arquitectura básica.

Los anchos hombros de la carrocería y los grupos ópticos traseros de configuración horizontal le confieren un aspecto robusto y desenvuelto. La parrilla de efecto diamante con estrella en el centro y una lama subraya a primera vista su deportividad. Este componente es solo uno de los numerosos detalles convincentes del coupé.

El habitáculo asume y cumple la promesa que encierra el diseño exterior. Los materiales de alta calidad se combinan con un diseño fascinante y un equipamiento exclusivo. Un ambiente que satisface las máximas exigencias de individualidad y expresividad. El ambiente interior define nuevos estándares en materia de impresión de valor. Asientos tapizados de serie en ARTICO y el tacto suave de las superficies entusiasman tanto al conductor como a los pasajeros. La consola central obedece a un diseño moderno y purista. La moldura horizontal en cromo plateado en el tablero de instrumentos refleja su carácter avanzado. El diseño recrea dinamismo en estado puro, pero sus rasgos esconden mucho más de lo que muestran. Es un interior más espacioso y flexible que el de cualquier otro coupé deportivo. Si se abaten los asientos traseros, el espacio de carga tiene un volumen de hasta 1.205 litros.

 

Motor potente y sublime conducción. Los ingenieros de Mercedes-Benz han desarrollado para el nuevo GLC Coupé un motor de gasolina de 4 cilindros que brinda dinamismo y bajo consumo. Como todos los demás motores de Mercedes-Benz, está perfeccionado hasta el más mínimo detalle. Su desarrollo tiene un único fin: poner a su disposición prestaciones ideales y la mayor eficiencia posible en cualquier desplazamiento.

El objetivo del desarrollo de esta generación del motor de gasolina de 4 cilindros era reducir claramente el consumo y las emisiones sin aceptar mermas en la potencia o el confort de conducción. El resultado: tecnología mecánica moderna y avanzada en dos niveles de potencia.

Posee un sistema de propulsión que combina un placer ágil de conducción con muy bajo consumo de combustible y la posibilidad de conducir sin emisiones directas.

Sus cambios rápidos y suaves de relación son la clave de un elevado confort y permiten conducir en cualquier situación en un margen potente y eficiente de revoluciones. El nuevo GLC Coupé asegura siempre un comportamiento de marcha confortable y deportivo. Las innovaciones en el tren de rodaje se adaptan a las irregularidades del pavimento, a la carga del vehículo y a su estilo de conducción.

Con nieve o con hielo, con viento o con lluvia, en curvas estrechas o en rectas prolongadas, la inteligente tracción integral 4MATIC asegura una conducción más segura y más dinámica en cualquier situación.

 

Seguridad y conexión de primera. Además, está la posibilidad de conducir más conectado que nunca. Los avances tecnológicos han cambiado nuestra forma de vivir: estamos permanentemente conectados a Internet, siempre disponibles. Vivimos en la era digital. ¿Y el automóvil? Durante un tiempo ha estado casi al margen de esta evolución. Ahora no. Forman parte de esta oferta los sistemas de comunicación y de entretenimiento.

Pocos aspectos estimulan tanto a los ingenieros de Mercedes-Benz como la investigación en nuevas tecnologías de seguridad. Ya en los años cincuenta establecieron un primer hito en la búsqueda de la seguridad integral con la creación del habitáculo indeformable de seguridad, inventado por Béla Barényi. En la actualidad no es sino una pieza más dentro del concepto integral de seguridad que aproxima a los vehículos de Mercedes-Benz a nuestro objetivo prioritario: una conducción sin accidentes.

La mayoría de los accidentes empiezan mucho antes de que se produzca una colisión: una distracción, falta de visibilidad o un peligro imprevisto. El concepto de seguridad de Mercedes-Benz contribuye a que los viajes sean seguros con numerosas medidas que favorecen una conducción relajada en condiciones normales y le ayudan a enfrentarse con éxito a situaciones críticas.

 

Artículos Relacionados