Muestra de Cristóbal Balenciaga en el V&A Museum

Muchos lo recuerdan porque introdujo la túnica en el vestuario femenino, el baby doll, los vestidos sueltos y los sacones. Lo cierto es que Cristóbal Balenciaga es uno de los grandes de la alta costura que revolucionó la forma de concebir la indumentaria con sus líneas vanguardistas y audaces que cautivaron a las mujeres más destacadas de su época.

Por primera vez en el Reino Unido se organizó una exhibición exhaustiva del creador vasco donde se explora su continua influencia en la moda moderna y se muestra su particular manera de crear, así como también se exhibe el trabajo de muchos de sus seguidores que continúan trabajando con ese modo tan innovador y vigente al día de hoy.

La muestra, Delineando la moda, tiene lugar en Londres, en el bellísimo Victoria & Albert Museum, y coincide con el centenario de la apertura de su primera casa de moda en San Sebastián y aniversario número 80 de su famosa tienda en París. Se concentra en la última y más productiva parte de su carrera, entre 1950 y 1960, período en el cual viste a las más esplendorosas mujeres de esa época como Ava Gardner, Gloria Guinness o Mona von Bismarck. Así, se pueden apreciar más de 100 prendas y 20 sombreros, muchos de los cuales nunca antes se habían mostrado públicamente. Van acompañados de bosquejos, géneros, fotografías, muestras de telas y apuntes de pasarela que revelan la rica creatividad de Balenciaga. A su vez, se pueden ver imágenes de rayos X y pequeños videos donde se muestra el proceso de costura en los que se revelan detalles ocultos que hacían su trabajo tan excepcional.

La colección que se exhibe fue iniciada para el museo por Cecil Beaton en los años setenta. El curador de esta muestra, Cassie Davies-Strodder, afirmó que Cristóbal Balenciaga fue uno de los más influyentes diseñadores de moda del siglo XX: “Reverenciado por sus contemporáneos, incluidos Coco Chanel y Hubert de Givenchy, su exquisita factura y el uso pionero de ciertas telas y de cortes innovadores sentó las bases de la modernidad en la última parte del siglo XX. La muestra exhibe su último gran impacto en la moda a través del trabajo de aquellos que aprendieron con él como Molly Goddard, Demna Gvasalia y J. W. Anderson, quienes reflejan el legado de su visión en el día de hoy”.

Por primera vez el museo utilizó tecnología de rayos X para tener una mirada forense de los detalles ocultos en las prendas de Balenciaga. Estas imágenes hechas por el artista de rayos X Nick Veasey, muestran estructuras invisibles al ojo desnudo como ser pesos ubicados estratégicamente en los vestidos para favorecer la exacta caída de la falda en uno de los diseños más minimalistas de Balenciaga. También se exhiben los cortes de sus prendas más icónicas, algunas trabajadas de una sola pieza.

En un sector de la exhibición se muestra el trabajo de unos 30 diseñadores de los últimos 50 años que siguen su filosofía, que exploran su estética minimalista. Tal es el caso, por ejemplo, del trabajo que se puede ver de sus aprendices André Courrèges y Emanuel Ungaro. El uso creativo de nuevos materiales está referenciado por el trabajo de quien fuera el director creativo de Balenciaga, Nicolas Ghesquière.

Toda una fiesta para quienes estén interesados en moda, arte y tendencias que aun hoy persisten gracias a grandes como este pope nacido en España.

 

Artículos Relacionados