Intelligent Drive

Pioneros en el mercado local con la introducción en 2016 del frenado de emergencia autónomo, (ya una norma para Mercedes-Benz), Autolider va un paso más allá: comenzando a ofrecer en Uruguay los nuevos paquetes de asistencia a la conducción.

Tanto en un embotellamiento como si tienes que afrontar el denso tráfico urbano o un recorrido monótono por carretera: Tu Mercedes-Benz te facilita sensiblemente la conducción con sus exclusivas funciones. Con tu ayuda podrá intuir lo que, en un futuro cercano, supondrá disfrutar de una conducción altamente automatizada y poder separar las manos del volante durante la marcha.

La próxima vez que tomes asiento en tu Mercedes, presta atención a la cantidad de procesos que transcurren sin que seas consciente de ellos. Encuentras automáticamente el camino para llegar a casa. Al mismo tiempo, estás pensando en lo que podrías preparar para la cena. Un auto se cambia a su carril, y tu auto reacciona con un suave toque en el pedal del freno. ¿Un vehículo detenido en el próximo cruce?, espera, no se pone en marcha hasta que la calzada esté libre.

¿Qué piensas si tu Mercedes-Benz pudiera observar el tránsito a su alrededor con la misma atención con que tú lo haces, o incluso más allá del alcance de tu vista?

Una interacción inteligente

El paquete de asistencia a la conducción y el paquete de asistencia a la conducción Plus no son solo una adición de sistemas individuales de asistencia a la conducción, sino una combinación inteligente de equipos. En vez de 1+1 = 2, la nueva aritmética dice que 1 + 1 = 3. Los paquetes no brindan solamente un aumento de la funcionalidad, sino también funciones exclusivas, que no pueden adquirirse como equipo individual separado. De ese modo, tu Mercedes se convierte en un socio inteligente.

 

¿Qué significa esto? 

Ha visto que un vehículo estaba esperando en un cruce. En principio, debería permanecer detenido hasta que la calzada esté libre. Pero, de improviso, el conductor acelera y se incorpora a tu carril. ¿Has sentido la adrenalina? Una situación peligrosa. Por suerte, el asistente de frenado activo que forma parte del paquete de asistencia a la conducción ha registrado de inmediato la situación. A diferencia del asistente de frenado activo disponible como equipo individual, la versión implementada con el paquete es capaz de reconocer también vehículos que cruzan la calzada y reaccionar de un modo adecuado. Si no frenas con rapidez o con la contundencia necesaria en una situación de peligro, este equipo aumenta la presión de frenado y, en caso de emergencia, puede frenar por sí mismo el automóvil, llegando incluso a detenerlo si es necesario.

 

¿Cómo funciona este equipo? ¿Tiene un cerebro propio? 

En el cerebro humano, muchos procesos se ejecutan de forma simultánea y, en gran medida, sin tener consciencia de ellos. En los paquetes de asistencia a la conducción de Mercedes-Benz quien asume esta tarea es el controlador Intelligent Drive. Esta unidad de control se utiliza exclusivamente en los paquetes de asistencia a la conducción y elabora de forma permanente una imagen del área circundante del vehículo. A partir de esta información, el procesador calcula las reacciones necesarias e influye en caso necesario en pocos milisegundos en la potencia del motor, el cambio y el freno, con mucha mayor rapidez que cualquier conductor humano.

La información que necesitan los paquetes de asistencia a la conducción procede de una amplia cartera de sensores, que se complementan y potencian en su actuación. Por ejemplo, en la nueva GLE contamos con un radar, una cámara estereoscópica y sensores de ultrasonido.

Una cámara estereoscópica multiuso situada por detrás del parabrisas, en la zona del retrovisor interior, puede registrar y situar en el espacio vehículos, peatones y ciclistas circulando en el mismo sentido, en sentido contrario o en dirección transversal. Hasta una distancia de 90 metros, esta cámara registra imágenes en tres dimensiones del área situada por delante del propio vehículo. Su alcance total se extiende hasta una distancia máxima de 500 metros. Además, la cámara es capaz de reconocer señales de tránsito y de transmitir la velocidad máxima autorizada al asistente activo de distancia DISTRONIC.

El equipamiento con sensores en combinación con el paquete de asistencia a la conducción es muy extenso. El nuevo Mercedes-Benz GLS, por ejemplo, hace uso de 12 sensores de ultrasonidos, dos sensores de radar multimodo a ambos lados de la trasera y un sensor de radar de largo alcance. En total, estos sensores cubren una distancia de hasta 250 metros en el sentido de la marcha y hasta 80 metros hacia atrás. En combinación con el paquete de asistencia a la conducción Plus se montan dos radares multimodo adicionales en los laterales del frontal, que se suman a los sensores mencionados más arriba.

Los paquetes de asistencia a la conducción cuentan con funciones adicionales y exclusivas, como por ejemplo el control activo de ángulo muerto. Supongamos una situación: hay poco tránsito, a excepción del conductor del vehículo precedente, que va demasiado lento. Toma la decisión de adelantar, se olvida por un momento de que existe algo denominado ángulo muerto e inicia el cambio de carril. Al hacerlo no se da cuenta de que un tercer vehículo avanza por el carril de adelantamiento y se encuentra casi a su altura. ¡Típica situación de accidente! Por suerte, el control activo de ángulo muerto interviene a tiempo, activando de forma precisa los frenos de uno de los lados para corregir la deriva y evitar una colisión lateral.

La lista de funciones de los paquetes de asistencia a la conducción comprende:

Asistente activo de distancia DISTRONIC

Asistente activo de velocidad límite

Asistente activo de dirección

Asistente activo para cambio de carril

Asistente activo de parada de emergencia

Asistente de frenado activo

Función de giro y para cruces

Asistente de maniobra evasiva

Detector activo de cambio de carril

Control activo de ángulo muerto

PRE-SAFE® PLUS

Artículos Relacionados