Mercedes-Benz VISION AVTR

Alineada con el cuidado del planeta, Mercedes-Benz busca tener éxito en todo lo que implique reducir, reusar y reciclar. Y en ese sentido se apunta armonizar el vínculo entre humanos, máquinas y naturaleza. Muchísimas acciones se estan llevando a cabo con esta intención; desde los esfuerzos para reducir la huella de carbono a través de la producción de vehículos carbono neutrales, el aumento de ventas de vehículos eléctricos o la búsqueda de mejores baterías, entre muchas otras cosas más para lograr un auto que tenga cero impacto en la naturaleza y que, a la vez, use tecnología para lograr la máxima fascinación en la gente.

Una apuesta fuerte al futuro que ya se está poniendo en práctica en un prototipo de ensueño, fruto del trabajo de un equipo de innovadores de Mercedes-Benz y AVATAR films, creadores estos últimos del famoso film que lleva ese nombre.

El resultado de esta potente sociedad es el Mercedes-Benz VISION AVTR (Advanced Vehicle Transformation), un auto de exhibición inspirado en el mundo de AVATAR. Un auto que apunta a todo lo que quiere lograr la marca en cuanto a conectar humanos y máquinas.

Ola Källenius, presidente del directorio de Daimler AG y Mercedes-Benz AG, se refirió a la película Volver al futuro para hablar de este prototipo. Mencionó los autos voladores y que ya existen los taxis aéreos como el “Volocopter” aunque aun esté lejos de ser una opción estándar al día de hoy. Otra área de la tecnología en la que los autos han avanzado muchísimo, dijo, y que todavía tiene un gran potencial, es el de la conectividad. Así, estará la posibilidad de preguntarle a nuestro Mercedes cómo se ha desempeñado recientemente nuestro equipo deportivo preferido o cómo está el tiempo en el balneario favorito. Incluso se podrá llegar a controlar el hogar inteligente desde la ruta.

El próximo paso en esta evolución de la interface en Mercedes está a la vuelta de la esquina: el primer gesto de control verdaderamente intuitivo. Cuanto más natural la conección, mejor, ya que refuerza el vínculo emocional del conductor con su auto. Al punto que una de las ideas tiene que ver con una conexión biométrica entre ambos: el auto en algún momento llegará a reconocer los latidos y la respiración de su conductor.

Este prototipo lleva la sustentabilidad a nuevos niveles con una batería completamente reciclable basada en una química de célula orgánica y no necesita materiales como niquel o cobalto. Una batería que en el futuro podrá ser compostable y que además tendrá una rapídisima carga. Dentro de la cabina utiliza materiales reciclables y sustentables como cuero vegano DINAMICA, o madera de los bosques de Karuun hecho de rattan de rápido crecimiento.

Un auto que invita a soñar el futuro, enciende la imaginación y abre posibilidades como también lo hacen los buenos films de ciencia ficción.

 

 

Artículos Relacionados