Mercedes-AMG SLC 43

Poco más de veinte años atrás, meses antes de que Autolider se convirtiera en distribuidor exclusivo de Mercedes-Benz en Uruguay, tuvo su debut el primer SLK. No podía existir mejor opción para celebrar nuestras dos décadas en el mercado nacional que presentar a su última evolución, y en una variante muy especial: el Mercedes-AMG SLC 43.

Compacto, potente y enfocado en la conducción, el Mercedes-AMG SLC 43 combina las clásicas virtudes de un roadster con la tradicional driving performance de la subsidiaria deportiva con sede en Affalterbach.El impulsor V6 biturbo de tres litros de cilindrada ofrece prestaciones imponentes, al tiempo que los dos turbocargadores brindan una respuesta espontánea. Gracias a sus 367 CV y 520 Nm de torque logra los 100 km/h con partida detenida en apenas 4,7 segundos, con una velocidad máxima limitada a 250 km/h.

La transmisión 9G-TRONIC fue desarrollada especialmente para las necesidades del SLC 43. Adaptando el software, los ingenieros de AMG lograron reducir los tiempos entre cambios, y la función de doble-embrague se activa en los modos “Sport” y “Sport+” para una experiencia más emotiva. Las levas de cambio permiten manejar la transmisión de modo manual sin sacar las manos del volante.

Los frenos también son específicos para esta variante, y fueron creados con el fin de asegurar excelente desaceleración, alta resistencia a la fatiga y un control preciso de la potencia de frenado. Sobredimensionados, internamente ventilados y perforados, aseguran energía de frenado y disipación de calor.

Un rasgo típico de AMG es la sonoridad deportiva, y el SLC 43 cumple con los deseos del conductor si de deleite auditivo se trata. El escape deportivo cuenta con dos válvulas controladas electrónicamente. En los modos “Eco” y “Comfort” permanecen cerradas, mientras que activando en el DYNAMIC SELECT “Sport” o “Sport+” se abren para brindar el típico sonido AMG.

Por fuera, numerosos detalles de diseño lo identifican como un integrante de la familia Mercedes-AMG. Con un claro énfasis en el ancho, el frontal es dominado por el deflector “A-wing”. Las amplias entradas de aire, encargadas de darle respiración al V6 biturbo cuentan con detalles en cromo. La vista lateral es dominada por las llantas de 18 pulgadas AMG, los retrovisores negros y las insignias biturbo. La trasera recibe un spoiler específico AMG junto con salidas de escape dobles que dejan claro que estamos frente a un deportivo de pura cepa.

Puertas adentro, se refuerza aún más el ADN deportivo del SLC 43. El volante con base plana y costuras en contraste calza como un guante a la hora de la conducción deportiva. Lo mismo ocurre con los asientos, especialmente diseñados para brindar el mejor apoyo lateral y el panel de instrumentos AMG con toda la información necesaria a la vista del conductor.

Artículos Relacionados