Aparte de por su paisaje, la ruta 21 atrae por sus sitios históricos, sus viñas y toda una movida cultural, inmobiliaria y de lujo rural que va en ascenso. Les presentamos los principales puntos de interés de esta ruta, comenzando por la vieja y querida Colonia del Sacramento.

 

En esta, una de las ciudades más antiguas de Uruguay, sigue vibrando la novedad y la efervescencia de la gente de paso. En Colonia conviven la historia, el arte, la buena gastronomía y la arquitectura. Sus calles adoquinadas, sus plazas floridas y la cercanía del río tienen un encanto particular, marco ideal para muchos de los nuevos

emprendimientos que hay en esta ciudad. Con el correr de los años la movida ha ido cambiando.

Hoy día la oferta gastronómica incluye desde tentadoras hamburguesas y cervezas artesanales (Boca de Santo), a una carta más tradicional frente al río (Buenos Vientos), pizzas de las italianas (Don Joaquín), comida turca (Istanbul Café Gourmet), comida fusión (Miss Fusión) o el más reciente rincón para los productos de Narbona que estará abriendo sus puertas en los próximos días. Lo que perduran son los sitios históricos que siempre vale la pena volver a visitar. Y ya luego, encarando la ruta 21, muchos lugares de interés aguardan para ser explorados.

Real de San Carlos.

Uno de los puntos más altos de interés en Colonia es este antiguo complejo turístico que fue inaugurado en 1910, obra del empresario argentino de origen serbio Nicolás Mihanovich. Su idea era construir una plaza de toros, un hotel con casino y un frontón de pelota. En su momento se importó la estructura metálica de Europa y para la inauguración participaron toreros y toros españoles. El problema fue que a poco de inaugurada se prohibieron las corridas de toros en Uruguay. Lo que queda de esa construcción muestra un estilo neomudéjar que se expresa en los arcos. Se mantienen en mejor estado el hotel y el frontón que la plaza de toros.

Anchorena. Uno de los primeros atractivos sobre la ruta 21 es esta estancia en el km 204. Está ubicada sobre los márgenes del Río de la Plata y del río San Juan y tiene unas 1.370 hectáreas de extensión. El casco atrae por su valor arquitectónico e histórico y por la rica diversidad de su arboreto. De estilos Tudor y Normando, la residencia es muy poco conocida en su interior. Allí vivía el argentino Aarón de Anchorena quien, al legar su estancia al Estado uruguayo, pidió que se la destinara a fines educativos y recreativos y que fuera residencia de descanso de los presidentes. Un gran viajero, Anchorena trajo en su propio barco muchas especies animales y vegetales de otras partes del mundo. Hoy día se pueden ver allí ciervos axis de la India. Este inquieto señor fue quien trajo por primera vez el chancho jabalí, canguros, búfalos y faisanes. El gran parque fue diseñado por el arquitecto y paisajista alemán Herman Böttrich. De estilo inglés, es una composición de 250 especies de hojas caducas y perennes, que lo convierte en el segundo arboreto del país después del Arboretum Lussich. En honor a los primeros españoles que llegaron al Río de la Plata, Anchorena construyó una torre de piedra de 75 metros de altura desde donde se pueden disfrutar los alrededores y Buenos Aires a lo lejos. Hay también una capilla de piedra, un inmenso palomar, una perrera y una antigua jaula donde guardaban exóticos monos. Conviene programar visita previamente.

Museo Cars. Sobre la ruta 21, a 15 km de Colonia, se inauguró recientemente el museo de autos antiguos Cars. Aparte de vehículos de otras épocas se aprecian allí bienes culturales como son una estación de servicio, una gomería, relojería, casa de fotografía, colecciones de máquinas de escribir en varios formatos, armas, bicicletas, cachilas e, incluso, una patrulla de policía. Es una iniciativa del hoy retirado industrial gráfico y textil argentino, Manuel Arslanian. Se exhibe además un archivo fotográfico de cerca de 24.000 fotos que ilustran el pasado y el presente de la industria automovilística del Uruguay.

Los cerros de San Juan. 

Cerca de la estancia Anchorena, sobre el km 263,5, está la Bodega Los Cerros de San Juan, que es Monumento Histórico Nacional.  “Pueblo de la Bodega” y “Pueblo del Viñedo” son dos núcleos habitacionales centenarios vinculados a esta bodega que tiene más de 150 años de vida. En estas tierras estuvieron hace muchísimo tiempo los jesuitas, quienes elaboraron algunos de los primeros vinos de la Banda Oriental. Los Cerros de San Juan fue creada a mediados del siglo XIX por la familia alemana Lahusen. Hoy día uno de los aspectos más interesantes es el mantenimiento de un sistema de vida de la gente que reside y trabaja allí. En total el complejo comprende unos 120 edificios en los que un siglo atrás vivían alrededor de 1.000 personas. Hoy persiste la antigua bodega de piedra, una Escuela Pública en funcionamiento, un antiguo almacén, un pequeño museo, un ex hotel y una panadería. Las visitas se realizan previa coordinación.

Conchillas. 

A 7 km de la ruta 21 se encuentra esta localidad de fines del siglo XIX que ha mantenido su encanto de pueblito industrial inglés. Las casitas, muy simpáticas una al lado de la otra, fueron levantadas por la compañía inglesa Walker & Co la cual llegó a estos lares para explotar las canteras de roca y médanos de arena para la construcción del puerto de Buenos Aires. El pueblo está rodeado de monte indígena y a pocos kilómetros tiene su puerto, uno de los pesqueros más generosos del Río de la Plata. Se pueden visitar, además, distintos edificios históricos como el Hotel Conchillas (Monumento Histórico Nacional) y Casa Evans un antiguo almacén de ramos generales, recientemente restaurado.

Calera de las huérfanas. 

En el km 241 de la emblemática ruta 21 está este Monumento Histórico Nacional. Es lo poco que queda del casco de la Estancia del Río de las Vacas, un antiguo establecimiento de 140.000 hectáreas que fue jesuita primero y luego perteneció al padre del Gral. San Martín. Las paredes de una basílica sin techo y un retablo en mampostería revocado es lo único que queda. El lugar se conoce como Calera de las huérfanas porque hay allí dos importantes hornos de cal. “De las huérfanas” alude al Colegio de Niñas Huérfanas de Buenos Aires, al cual se destinó todo el producto de esta calera.

 

Ciudad de Carmelo. Con unos 25.000 habitantes, Carmelo se encuentra sobre el Arroyo de las Vacas que desemboca en el Río de la Plata. En esta ciudad con más de 200 años de vida, fundada por José Artigas, destaca su puente naranja, giratorio, que pocas veces se abre para dejar pasar a los barcos. Es una ciudad marcada por la tranquilidad del arroyo y el aire de campo. En distancia, Carmelo queda más cerca de Buenos Aires que de Colonia. Es una tierra de artistas. Su huella puede verse en una serie de murales que han pintado recientemente en muchas de sus paredes.

Colonia Estrella. 

Pagado a la ciudad de Carmelo, continuando por la ruta 21, está Colonia Estrella. Una zona de viñedos y chacras donde funcionan bodegas, posadas, restaurantes y almacenes por demás atractivos. La vitivinicultura es una tradición local, aunque durante casi un siglo las bodegas se concentraron más que nada en elaborar vinos de mesa. En los últimos tiempos se enfocaron en producir vinos de calidad, en particular vinos Tannat. Bodegas como Irurtia, CampoTinto, El Legado y Cordano se aggiornaron al creciente turismo y ofrecen visitas guiadas, degustaciones, vendimias participativas y picnics gourmet, incluso la posibilidad de dormir entre las vides, como es el caso de Entre Viñas, una confortable cabaña ubicada en el medio del viñedo de Bodega Cordano.

Punta Gorda. 

Entre Carmelo y Nueva Palmira está este sitio, también conocido como Kilómetro 0 del Río de la Plata porque justo ahí nace y también desembocan allí el Río Uruguay y el Paraná. Un lugar pleno de naturaleza para disfrutar caminando, especialmente al atardecer o al amanecer. Es un sitio histórico asimismo porque fue allí donde murió Juan Díaz de Solís a manos de los indígenas. Además, en 1833 Charles Darwin estuvo recorriendo esta zona, lo cual se recuerda con el llamado “Rincón de Darwin”. Más tarde en el tiempo surgió la Batería de Rivera con sus troneras y muros de piedra, así como un cañón.

Destaca en Punta Gorda, Estancia Narbona. Esta construcción a orillas del arroyo de las Víboras y cerca de Nueva Palmira y Carmelo, es una de las construcciones más antiguas del país y fue declarada Monumento Histórico Nacional. Dicen que allí fue donde Artigas se incorporó al Cuerpo de Blandengues. Se encuentra en plena restauración, pero se pueden visitar algunas áreas.

Vaya si habrá cosas para hacer y disfrutar en esta ruta. Cada vez más llegan extranjeros de Brasil, Europa y Estados Unidos. Recordemos que los argentinos aquí son casi locales.

 

Carmelo Glam

Cerca de Punta Gorda está la crema de los emprendimientos. El hotel Hyatt se luce con su nuevo rostro, pero siempre amplio, exótico y sofisticado. Está Puerto Camacho, el puerto de yates privado para la gente que vive en El Faro, un barrio privado de primerísimo nivel. Allí hay también un bed&breakfast de lujo, un pintoresco restaurante –Basta Pedro–, un local de sushi, una barbería y una lechería top con productos de la zona. Tierra de Caballos es otra de las iniciativas en la zona junto a un club de golf que, dicen, es de los mejores de Uruguay.

 

Pasando el arroyo Las vacas, la muy conocida Bodega Narbona, con su hotel boutique (único Relais&Chateau en Uruguay) y restaurante, nunca defrauda. Allí se puede disfrutar de una estadía diferente, probar sus vinos y productos de elaboración propia en un entorno cuidadísimo y con una calidad única.

Por último, Casa Chic que abarca hotelería, viña, restaurante, plantaciones de olivos y en breve, una dársena privada con todos los servicios y su propio club house. Las habitaciones y la espectacular piscina sin fin de este lugar están rodeadas de una exuberante vegetación y dan a la ribera con una vista increíble.



Donde dormir:

Hotel Charco (Colonia de Sacramento) – www.charcohotel.com

Hyatt Carmelo (Carmelo) – www.carmelo.hyatt.com

Narbona Wine Lodge (Punta Gorda) – www.narbona.com.uy

Suites Camacho (Puerto Camacho) – www.cantonestates.com/puerto

Casa Chic (Punta Gorda) – www.casa-chic.com

Posada Campotinto (Colonia Estrella) – www.posadacampotinto.com

 

Donde Comer:

Charco Bistró (Colonia del Sacramento) – www.charcohotel.com

Miss Fusión (Colonia del Sacramento) – www.barmissfusion.com

Restaurante Campotinto (Colonia Estrella)- www.posadacampotinto.com

Basta Pedro (Puerto Camacho)- www.cantonestate.com/puerto

Restaurante Narbona (Punta Gorda) – www.narbona.com.uy

Restaurante Casa Chic (Punta Gorda) – www.casa-chic.com

 

Artículos Relacionados