La nueva Clase C

La actual generación de la Clase C (la quinta desde su nacimiento) es la más exitosa en la historia de este ícono de Mercedes-Benz, con más de 4000.000 unidades vendidas el año pasado en todo el mundo. Uruguay no es la excepción: desde su lanzamiento, la Clase C ha asumido el rol de liderazgo en el segmento. Y si algo es perfecto, queremos hacerlo aún mejor.

En el pasado Salón del Automóvil de Ginebra, a principios de este año, fue presentada una profunda renovación que incluye extensivas modificaciones. El diseño fue replanteado por dentro y por fuera mientras que la arquitectura electrónica es completamente nueva y recibe diversos elementos de la Clase S.

En el exterior, la nueva Clase C combina de forma equilibrada inteligencia y emoción, con formas fluidas que encarnan el concepto de modern luxury. Parrilla y paragolpes adoptan un nuevo diseño más dinámico y expresivo. Los faros delanteros LED High Performance cuentan ahora con una distribución interior más pura, mientras que por primera vez recibe como opción las ópticas MULTIBEAM LED con luces de carretera ULTRA RANGE.

Puertas adentro se respira clase. Texturas y materiales fueron revisados, al tiempo que recibe nuevas opciones de molduras: nogal marrón de poros abiertos, o roble antracita. Opcionalmente ofrece un panel de instrumentos completamente digital con tres estilos de visualización: Classic, Sport y Progressive.

La pantalla multimedia del sistema Audio 20 sobre la consola central, recibe un nuevo formato e interfaz, con siete pulgadas de diagonal y gráficos mejorados. Opcionalmente puede asociarse a una pantalla de 10,25 pulgadas de alta resolución.

El volante cuenta con comandos táctiles que responden a movimientos deslizantes como la pantalla de un smartphone. Permiten que el conductor controle funciones del cuadro de instrumentos y el sistema multimedia sin tener que retirar las manos del mismo. La operación del control de velocidad crucero TEMPOMAT también fue integrada en el volante.

La seguridad también recibió una actualización tecnológica. La nueva Clase C cuenta, al igual que toda la gama, con frenado autónomo de emergencia de serie. Dependiendo de la situación puede mitigar las consecuencias de colisiones por alcance con vehículos estáticos o que viajan a menor velocidad, así como con peatones cruzando la calle o ciclistas.

La oferta mecánica fue completamente revisada, con impulsores más potentes y de mayor eficiencia. Se destaca en la gama el innovador C 200 con EQ Boost, un paso más en la electrificación de la marca.

Se trata de una nueva generación de motores de cuatro cilindros con red de abordo de 48 volt y un arrancador/alternador comandado por correa (EQ Boost). Esto crea las condiciones para funciones adicionales que reducen el consumo aún más, y mejoran aptitudes como la agilidad y el confort. En la aceleración. EQ Boost asiste el motor de 184 cv del C 200 con 14 cv adicionales. Durante la desaceleración, el sistema recupera energía cinética y recarga la batería. La bomba de agua es eléctrica, lo que permite adaptar la refrigeración de acuerdo a los requerimientos de cada situación.

Otras ventajas son el modo gliding que apaga el motor debajo de ciertas velocidades y desconecta la transmisión, logrando así reducir consumo y las emisiones, e incrementar el confort de marcha.

La nueva Clase C está disponible en Uruguay a pocos meses de su lanzamiento mundial. Llega en las variantes Sedán, Coupé y Cabriolet, con un precio de partida de USD 57.990 para el C 200 Avantgarde con transmisión automática 9G-TRONIC.

Artículos Relacionados